¿Qué coberturas incluye un seguro de oficinas y despachos?

La mayoría de las oficinas están expuestas a daños o accidentes que pueden perturbar notablemente un negocio. Imagina que tus ordenadores se averían como consecuencia de un pequeño incendio de cortocircuito de cableado o sobrecalentamiento, y tienes que cerrar. Es una situación que puede suceder en cualquier negocio y para las que un seguro de oficinas y despachos se encarga.

Muchos emprendedores que crean sus empresas dentro de una oficina no son conscientes de los riesgos de trabajar en este tipo de entornos. Es cierto que las oficinas y despachos no son lugares especialmente peligrosos, como otro tipo de establecimientos como puede ser la construcción. Pero  también existen los riesgos en la oficina cómo:  

  • Averías en los dispositivos del negocio, 
  • Daños personales a empleados 
  • Clientes por un accidente

¿Qué tipos de oficinas y despachos pueden necesitar esta póliza?

  • Las agencias: de seguros, de viajes,  inmobiliarias, etc.
  • Los despachos:  de arquitectos, de abogados, de ingenieros etc.
  • Los espacios coworking y oficinas.
  • Las Gestorías, asesorías y notarías

En mi oficina ¿Qué elementos debo asegurar?

En los Seguros para Oficinas y despachos se divide en tres campos con sus respectivos elementos a los que debemos prestar atención al decidir la mejor cobertura para el negocio:

Continente

El continente se refiere en este caso al despacho u oficina. Se tiene en consideración los elementos como los suelos, las paredes, las tuberías del agua, cableado gas, luz y calefacción, y los sistemas de protección contra incendios, entre otros.

En cuanto a la valoración de la cobertura, al asegurar un despacho hay que tener en cuenta características como la superficie, las calidades de la construcción, la antigüedad del local, las reformas realizadas para su mejora, etc.

El Contenido

En nuestra oficina, el contenido lo conforman el mobiliario, dispositivos de oficina, los equipos informáticos, teléfonos, maquinaria y aparatos etc. Es aconsejable no caer en el infraseguro y calcular los bienes que tenemos en la oficina correctamente. Debes saber qué, en caso de siniestro, puede disminuir la indemnización de nuestro seguro.

Las mercancías

No todas las oficinas cuentan con un almacén de mercancías, pero muchos establecimientos cuentan con un espacio dónde almacenan productos.

Pueden ser mercancías propias o de terceros y su cobertura es algo que debemos pensar al contratar el Seguro de Comercio, para que la compañía aseguradora indemnice su pérdida o las mermas que puedan sufrir..

En todo caso , la cobertura de la mercancía asegurada se determinará según su valor de adquisición en el momento anterior al siniestro.

¿Cuáles son las principales coberturas de un seguro de oficinas?

Básicas

Accidentes

Actualmente gran parte de todas las pólizas incluyen un seguro de accidentes, en el supuesto de que un empleado sufra un siniestro dentro de la misma, esta cobertura se encargaría de la indemnización, los costes sanitarios, la invalidez si ocurriera o  incluso el fallecimiento.

Daños materiales

Dentro de una oficina y/o despacho se producen los mismos riesgos que pueden provocarse dentro de una vivienda, por eso es imprescindible que las pólizas de oficina incluyan la garantía de daños materiales, en este caso, el seguro se encargaría de amortiguar los daños por la reparación de los bienes afectados en el siniestro.  

Incendios

De nuevo, ya afecte al contenido o al continente, es muy importante tener claro las causas del incendio ya qué, algunas estarían cubiertas y otras no. Por ello es aconsejable disponer de una cobertura que te proteja frente a las consecuencias del fuego con frecuencia se considera básica.

Daños por Agua

Se inunda tu oficina por una fuga de agua. En la mayoría de pólizas que tengan esta cobertura se suele proporcionar también los gastos de la reparación y de la localización de dichas averías.

Robos y hurtos

Uno de los riesgos que más sufren las oficinas son los robos. En muchos despachos se guarda dinero en efectivo y equipamientos informáticos que atraen a ladrones. Por eso en el Seguro es recomendable  incluir la garantía de Robo y los daños causados en el asalto.

Es más, hay  aseguradoras que amplían la cobertura de Robo a casos en los que un empleado sea asaltado cuando se dirija a una entidad bancaria a depositarlo.

Fenómenos atmosféricos

Fenómenos naturales como la lluvia, la nieve, las inundaciones, las tormentas, terremotos etc… ocasionalmente pueden llegar a dañar significativamente la oficina o el despacho. Aunque no haya responsable quienes respondan por estas circunstancias, es muy común que los seguros incluyan esta cobertura para hacerse cargo.

Responsabilidad civil en oficinas y despachos

En la póliza para oficinas se incluye casi siempre una cobertura de RC que se encarga de cubrir la explotación y los accidentes de trabajo. Esta garantía no sólo cubre los accidentes que los empleados puedan sufrir en sus jornadas laborales dentro de la oficina, sino también los siniestros que puedan afectar a  los clientes que visiten la oficina o local para una reunión, por ejemplo.

Avería de maquinaria y equipos

La maquinaria y los equipos dentro de una oficina suelen ser relevantes para continuar la actividad normal del negocio. En caso de que los aparatos y dispositivos electrónicos como por ejemplo, los ordenadores o impresoras, sufrieran daños internos, existen seguros de Oficinas que se encargan de cubrirlos, para su inmediato mantenimiento o cambio.

Adicionales

Es recomendable siempre y cuándo cubran siniestros que realmente se pueden dar según la oficina, el tipo de actividad, el material con el que se trabaje…

Lucro cesante para las oficinas

En caso de que padezcas un siniestro que te dificulte continuar con la rutina de trabajo en tu oficina o despacho, recibirás una indemnización diaria que te ayude a minimizar las pérdidas que vayas a tener. 

Protección jurídica

En caso de procedimiento de carácter administrativo, judicial o arbitral, esta garantía haría frente parcial o totalmente a los gastos jurídicos.

En Resumen

Los seguros para oficinas ofrecen muchas coberturas y servicios, con los que las aseguradoras de empresas quieren adaptarse a las características de cada negocio. Si tienes idea de montar una empresa y ya tienes oficina, te aconsejamos hablar con un corredor de seguros para que te asesore.

Es por ello, que en Thenowo te podemos ayudar a contratar un seguro para oficinas que se ajuste a tí, con las coberturas adecuadas, gracias a nuestro comparador de seguros. Además disponemos de un equipo de profesionales que estarán a tu disposición para asesorarte con tu póliza. Fácil, rápido y cómodo.

¿A qué esperas para asegurar tu oficina?.

Tabla de contenidos

Otros posts